sábado, 23 de febrero de 2013

I Maratón Ciudad de Cobéña (o Montes de Cobeña)

Participantes en la primera edición justo antes de la salida (by Crusti)
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Hace unas semanas, dándome una vuelta por el foro de www.elatleta.com, me encontré con un tema abierto por Hoffman denominado I Maratón Ciudad de Cobeña. “¿Maratón? ¿Cobeña? Algún cachondo con ganas de guasa” –pensé para mis adentros. Pero claro, el título era demasiado sugerente como para pasar de largo, así es que cliqué sobre él para ver el contenido. Comenzaba así:

Se convoca a cientouneros y aspirantes a cientouneros de la Comunidad de Madrid, tapieros, streak runers, coleccionistas de maratones, bufats Valencianos de segundo jueves de mes, desvirgadores de eventos, y a todo aquel que le apetezca pasar una mañana agradable junto a otros compañeros de caminos. El objetivo es correr en grupo neutralizado una maratón por terrenos semejantes a los que nos encontraremos todos los que vayamos a participar en la próxima edición de los 101 de Ronda con. El no estar apuntado a Ronda no es una cuestión excluyente y por supuesto están invitados todos aquellos a quienes les apetezca venir.

- Fecha y hora: 17.02.2013 a las 8:30 horas.
- Lugar: Cobeña. Salida en la Plaza del Ayuntamiento y llegada a la altura del número XX de la C/ Miguel Hernández
- Recorrido de 42.195 metros por caminos de tierra. Se estima una duración total de entre 4 horas y 4 horas 10 min. La prueba recorrerá diversos puntos de las localidades de Cobeña, Daganzo, Algete y Belvis del Jarama. Posibilidad de optar por 21 km, 25 km o 30 km
- Avituallamiento líquido y sólido: agua, isotónicos, barritas, plátanos, naranjas...y cerveza en meta.
- Numerus clausus cerrado a 30 participantes
- Dorsales para los participantes
- Inscripción gratuita

Hombre, yo para un maratón no estaba mentalizado, pero hacerme una tirada de veinticinco kilómetros (o de treinta como mucho) si lo veía factible. Además para esa fecha no tenía ninguna carrera en el calendario. Conclusión, que no tuve otro remedio que enviar un correo e inscribirme.

Saliendo de Belvis del Jarama en busca de la meta en Cobeña (by Arganz)
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El domingo salí con bastante antelación de casa por si me perdía en el trayecto, cosa bastante común en mí y más de noche, como todavía era. Pero no, esta vez acerté en todos los desvíos a la primera y llegué a Cobeña con margen más que suficiente. Además la Plaza del Ayuntamiento era fácil de identificar pues la torre de iglesia, situada enfrente del consistorio, se veía desde cualquier punto. Aparqué cerca y me quedé en el coche hasta que dieron las 8:15h.

Cuando me personé en el lugar de la quedada ya estaban casi todos. Presentaciones, saludos y entrega de dorsal personalizado con nuestro nombre o nick ¡Vaya lujo! La mañana era fría, el cielo estaba totalmente cubierto pero no llegaba a amenazar lluvia. Había algo de niebla pero afortunadamente ni gota de aire. Una vez que se incorporaron los últimos participantes del total de diecisiete que seríamos inicialmente de la partida, foto de rigor, breve charla hoffmaniana explicando como iba a ser la prueba y comienzo puntual del I Maratón Ciudad de Cobeña.

El recorrido unía las distintas poblaciones de la zona. Si la memoria no me falla partiendo de Cobeña fuimos a Daganzo, Algete, Cobeña de nuevo, Belvis del Jarama y regreso final a Cobeña. Casi toda la carrera discurrió por vías pecuarias amplias y con buen firme, aunque también hubo algún tramo de asfalto, algún corto camino e incluso algún campo a través. El perfil fue muy variado con continuos desniveles, unas veces hacia arriba y otras hacia abajo, pero ninguna cuesta alcanzó una dureza excesiva. Tampoco nos encontramos con ninguna dificultad técnica más allá de no tropezarse con las piedras del camino y unos doscientos metros de terreno embarrado cerca del cementerio cobeñero que nos hicieron colocarnos en fila india para tomar el lateral de la vía y salvarlo sin problemas.

A lo largo del maratón se establecieron seis puntos de avituallamiento intermedio más uno último en meta. Esta magnífica ayuda hay que agradecérsela a María Elena y a Neide que se movieron en coche a lo largo de todo el recorrido y que se fueron apostando en aquellos lugares en los que la prueba tocaba algún núcleo urbano donde pudiera accederse en coche. En el maletero, abierto y preparado cada vez que llegábamos, hubo todo lo necesario. Además la oferta alimenticia fue de menos a más para cubrir las necesidades en función del esfuerzo que íbamos realizando: al principio agua, bebida isotónica y barritas troceadas a las que se fueron sumando en posteriores avituallamientos otros alimentos como galletas con chocolate o frutas variadas (plátanos y naranjas). A esto hay que unir la existencia de dos bolsas de plástico para que depositáramos los residuos (una para orgánicos y otra para inorgánicos), música motivante a través de los altavoces del vehículo y palabras de ánimo ¡para quitarse el sombrero! Muchísimas gracias.

Arganz by Arganz. Por el km 37 aproximadamente
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Nunca había asistido a una iniciativa de este tipo, pero me pareció muy enriquecedora. Inicialmente solo conocía a Yonhey y Crusti, pero a lo largo de la mañana fui coincidiendo y entablando conversación con el resto de los participantes. Germán, Fonoll (llegado desde la ciudad del Turia), Hoffman, Beni, Javi, Gerard, Andrés y otros cuantos de los que o no recuerdo el nombre o no llegamos a preguntárnoslo. Éramos un grupo de lo más heterogéneo: allí estabamos desde el que sumaba su maratón número 207, hasta el que debutaba en la distancia, pasando por algún "galgo" que venía de quedar entre los cincuenta primeros en el Medio Maratón de Fuencarral - El Pardo la semana antes o por cientouneros consolidados y aspirantes a serlo.

A pesar de la diversidad mencionada, todos nos mantuvimos más o menos unidos durante toda la carrera, llevando un ritmo medio que debió salir alrededor de los 5:50 min/ km. En cada avituallamiento o cruce que pudiera dar lugar a alguna perdida esperábamos un poco y, una vez reagrupados, continuábamos con la ruta. Solo en los últimos cuatro kilómetros y con el núcleo urbano cobeñero a la vista, nos dimos un poco de libertad y el pelotón se partió en dos grupos en busca de la meta. Como curiosidad mencionar que al llegar al punto que inicialmente estaba previsto como llegada, por el "gromenauer" de Hoffman faltaban poco más de cien metros para alcanzar la distancia maratoniana. La solución fue homologar el recorrido en "dos patadas" yendo calle arriba y volviendo calle abajo hasta completar un maratón con todas las de la ley. También fue digno de mención el cerrado esprint para hacerse con la victoria absoluta. Lástima que la ausencia de fotofinish nos deje para siempre la duda de quien cruzó en primer lugar la imaginaria línea de meta.

Según mi reloj empleamos un tiempo de 4:37:21, marca que quedaría reducida a aproximadamente unos cinco minutos por encima de las cuatro horas si quitaramos los ratillos empleados en los avituallamientos y reagrupamientos.

Tras el esfuerzo, en la zona de meta la organización del evento puso a nuestra disposición un barril de cerveza, agua y bebida isotónica para velar por nuestra correcta y completa rehidratación. Lástima que el tiempo se nos hubiera echado encima y tuviera que ausentarme sin poder disfrutar del epílogo a una fantástica mañana.

A la entrada de Belvis (By Yomismo)
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Como dije al principio, mi intención inicial era abandonar la prueba en el kilómetro veinticinco o, en el mejor de los casos, en el treinta. Sin embargo una vez metido en harina me encontré mucho mejor de lo que pensaba. El ritmo cómodo, el terreno asequible, el ir de "chachara" con los apañeros y los descansillos en los avituallamientos, me vinieron de perlas para, llegado el momento, decidirme por continuar hasta el final. Además ¿Cómo iba a dejar pasar la oportunidad de ser uno de los finishers del I Maratón Ciudad de Cobeña? ¿Cómo renunciar a pasar a la historia y a poder contar a mis nietos que yo estuve en aquella primera edición? Nunca pensé que el vigésimo maratón de mi corriculum vitae llegara de esta forma tan original como reconfortante.

Quiero reiterar desde aquí mi agradecimiento a Hoffman por su iniciativa, generosidad y esfuerzo, a María Elena y Neide que ejercieron de estupendas "voluntarias" y nos avituallaron y animaron durante toda la mañana, y a todos los que participaron en esta carrera con los que fue un gustazo compartir aventura. Muchas gracias a todos. Ojalá surjan más iniciativas de este tipo y salgan tan bien como esta.

Nota: Aunque en el dorsal la carrera se anunciaba como I Maratón Montes de Cobeña, yo prefiero quedarme con la denominación con la que la idea se dio a conocer inicialmente en los diversos foros de atletismo.
Últimos kilómetros con Cobeña en el horizonte (by Arganz)
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena cronica!! Vicalvarock

JK dijo...

Desde luego, eres un crack,25 o 30 km, jeje y ¡¡¡termina la maratón!!!...estarias en la foto finish?, enhorabuena, tuvo que ser de recuerdo.Un abrazo

yonhey dijo...

Desde luego una organización genial y un día estupendo, aún me duele no haberla podido acabar, pero espero a la 2ª edición, allí sí que tocará.
Enhorabuena, quizás la falta de presión jugó a tu favor para hacerla sin problemas. Salu2

Jose J Vicente Fernandez dijo...

yo ya dije que me apuntaba para futuras!
cosas asi hacen difrutar del correr
saludos

Miguel dijo...

Si que es una buena iniciativa, y la organización de sobresaliente. Felicidades